Ejemplos de riesgo financiero en una empresa

Ejemplos de riesgo sistemático

Fundar y dirigir una empresa puede ser una experiencia gratificante, tanto económica como personalmente. Ya sea a tiempo parcial o completo, su aventura empresarial le brinda la oportunidad de dedicarse e invertir en sus pasiones y habilidades.  Sin embargo, estas recompensas potenciales van acompañadas de la posibilidad de riesgo. Concretamente, riesgos empresariales y amenazas financieras para una empresa. Al dirigir su propia empresa, se enfrentará inevitablemente a situaciones en las que las decisiones que tome o las inversiones que considere conllevarán tanto beneficios como riesgos, con el potencial de afectar enormemente a su negocio. Esto es especialmente cierto para los propietarios de pequeñas empresas con pocos o ningún empleado al que puedan subcontratar la gestión del riesgo financiero. Por ello, es responsabilidad suya, como empresario, comprender y evaluar estos riesgos. Aunque algunos pueden evitarse, afrontar riesgos es inevitable para los empresarios y, con el enfoque adecuado, se puede minimizar el daño inherente a estos riesgos y, en su lugar, obtener beneficios.  Lea esta entrada del blog para obtener una visión general de los principales tipos de riesgo financiero para las empresas, así como consejos para gestionar los riesgos antes de enfrentarse a ellos.

Ejemplo de riesgo monetario

El riesgo es inherente a cualquier empresa, y una buena gestión del riesgo es un aspecto esencial para dirigir un negocio con éxito. La dirección de una empresa tiene distintos niveles de control sobre el riesgo. Algunos riesgos pueden gestionarse directamente, mientras que otros escapan en gran medida al control de la dirección de la empresa. A veces, lo mejor que puede hacer una empresa es intentar anticiparse a los posibles riesgos, evaluar el impacto potencial en el negocio de la empresa y estar preparada con un plan para reaccionar ante acontecimientos adversos.

  Eventos de empresas ejemplos

Hay muchas formas de clasificar los riesgos financieros de una empresa. Un enfoque para ello consiste en separar el riesgo financiero en cuatro grandes categorías: riesgo de mercado, riesgo de crédito, riesgo de liquidez y riesgo operativo.

El riesgo de mercado implica el riesgo de que cambien las condiciones del mercado específico en el que una empresa compite. Un ejemplo de riesgo de mercado es la creciente tendencia de los consumidores a comprar por Internet. Este aspecto del riesgo de mercado ha planteado importantes retos a las empresas minoristas tradicionales.

Ejemplos de riesgo operativo

El riesgo es inherente a cualquier empresa, y una buena gestión del riesgo es un aspecto esencial para dirigir un negocio con éxito. La dirección de una empresa tiene distintos niveles de control sobre el riesgo. Algunos riesgos pueden gestionarse directamente, mientras que otros escapan en gran medida al control de la dirección de la empresa. A veces, lo mejor que puede hacer una empresa es intentar anticiparse a los posibles riesgos, evaluar el impacto potencial en el negocio de la empresa y estar preparada con un plan para reaccionar ante acontecimientos adversos.

  Ejemplos de absorción de empresas

Hay muchas formas de clasificar los riesgos financieros de una empresa. Un enfoque para ello consiste en separar el riesgo financiero en cuatro grandes categorías: riesgo de mercado, riesgo de crédito, riesgo de liquidez y riesgo operativo.

El riesgo de mercado implica el riesgo de que cambien las condiciones del mercado específico en el que una empresa compite. Un ejemplo de riesgo de mercado es la creciente tendencia de los consumidores a comprar por Internet. Este aspecto del riesgo de mercado ha planteado importantes retos a las empresas minoristas tradicionales.

Riesgo no financiero

El riesgo financiero se refiere a la capacidad de su empresa para gestionar su deuda y cumplir sus obligaciones financieras. Este tipo de riesgo suele surgir debido a inestabilidades, pérdidas en el mercado financiero o movimientos en los precios de las acciones, divisas, tipos de interés, etc.

El riesgo empresarial está relacionado con la viabilidad básica de una empresa. Se refiere a su capacidad para obtener beneficios y cubrir sus gastos de explotación, como salarios, alquileres, costes de producción y gastos de oficina.  El riesgo financiero, por su parte, se refiere a los costes de financiación y a la cantidad de deuda que contrae para financiar sus operaciones.

El riesgo de mercado se refiere a la probabilidad de incurrir en pérdidas debido a factores como la volatilidad del mercado, las subidas de los tipos de interés o los costes de las materias primas, la fluctuación del valor de las divisas, etc. Por ejemplo, las variaciones de los tipos de cambio que afectan al reembolso de su deuda y a la competitividad de sus bienes y servicios frente a los producidos en el extranjero.

  Ejemplo de plan de formacion de una empresa

El riesgo de crédito es la probabilidad de no pagar a un acreedor (como un banco o un prestamista) o a otra parte (por ejemplo, un proveedor). También puede incurrir en riesgo de crédito al conceder créditos a sus clientes, debido a la posibilidad de que incumplan sus obligaciones de pago.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad