Buenas practicas de empresas

Las mejores prácticas

El minorista IKEA no se convirtió en una de las empresas más admiradas del mundo por ensayo y error. La empresa se construyó sobre una base cuidadosa y bien pensada que sigue firmemente asentada casi 40 años después de su fundación. En este artículo se analiza el desarrollo y la importancia de cada piedra angular.

¿Qué criterios debe cumplir una empresa para tener éxito? Y lo que es más importante: ¿Puede una empresa combinar el éxito financiero y la satisfacción de las demandas de los accionistas con el objetivo más amplio de contribuir a una sociedad mejor? Estas son las dos preguntas fundamentales que he abordado en mi libro de reciente publicación, The IKEA Edge, y que trataré en este artículo.

El libro se basa en mis 26 años en IKEA, diez de los cuales los pasé como director general de la empresa, de 1999 a 2009. En el libro sugiero que, si se dan las condiciones y los elementos básicos adecuados, es posible contribuir a la mejora de la sociedad y satisfacer a los accionistas al mismo tiempo. De hecho, si la ambición de una empresa es contribuir a una sociedad mejor, sostengo que puede tener incluso más éxito del que tendría sin ese objetivo.

  Modelo certificado de empresa para convalidar practicas

Ejemplos de buenas prácticas

Pero este enfoque es ineficaz y puede llevarle a tomar decisiones inadecuadas. Una forma mucho más eficaz de hacer cambios es fijarse en cómo funcionan las empresas de éxito e introducir sus formas de trabajar en su negocio.

Evaluar cómo se comparan sus operaciones con las de las empresas más eficaces y rentables, y luego utilizar sus elementos más exitosos -las “mejores prácticas”- en su propio negocio, puede marcar una gran diferencia.

Buenas prácticas significa encontrar -y utilizar- las mejores formas de trabajar para alcanzar los objetivos de su empresa. Implica estar al día de los métodos de trabajo de las empresas de éxito -en su sector y en otros- y comparar sus métodos de trabajo con los de los líderes del mercado.

Aplicar las mejores prácticas significa aprender de la experiencia de los demás. Una forma de hacerlo es a través de la evaluación comparativa, que le permite comparar su empresa con otras de éxito para poner de relieve las áreas en las que su empresa podría mejorar.

Las normas son especificaciones fijas o puntos de referencia establecidos por organismos independientes como el Canadian General Standards Board (CGSB). El CGSB elabora normas tanto técnicas como de gestión. Las normas técnicas son especificaciones precisas con las que una empresa puede medir la calidad de sus productos, servicios o procesos. Las normas de gestión son modelos de buenas prácticas empresariales y organizativas.

  Valoración y compraventa de empresas con casos prácticos resueltos

Prácticas de gestión

Dirigir una empresa con éxito es una historia completamente distinta. Son varios los factores que influyen en el éxito de un negocio. En este artículo, compartiremos los últimos datos que debe conocer antes de abrir una pequeña empresa. Hablaremos de los factores que influyen en el éxito empresarial y de algunos consejos profesionales sobre cómo dirigir y mantener un negocio próspero.

Para muchos, éxito significa beneficios. Aunque las ganancias a corto plazo son emocionantes, la riqueza y el crecimiento a largo plazo son objetivos comunes. Esto puede extenderse también a la riqueza personal y a coleccionar objetos caros como casas o coches. Otros evalúan su valor por su capacidad para resolver problemas a sus clientes. Y algunos empresarios centran su éxito en el progreso hacia un sueño o una misión.

El mundo cambia rápidamente, por lo que las estrategias y hábitos que funcionaron en el pasado no garantizan el éxito hoy. Puede que esté empezando un negocio por primera vez o que esté trabajando para dar un giro a su empresa en una nueva dirección. En cualquier caso, dirigir una empresa hoy en día significa mantenerse abierto y recibir una avalancha de información en constante expansión.

Éxito empresarial

En el pasado, muchas organizaciones consideraban que las cuestiones de sostenibilidad quedaban fuera del ámbito empresarial. Y, sin embargo, la sostenibilidad es un importante argumento empresarial. Cada vez más empresas están adoptando el concepto de la triple cuenta de resultados, reconociendo que hay margen para obtener beneficios económicos, sociales y medioambientales, y que hacerlo a veces puede reportar ventajas empresariales inesperadas.

  Practicas empresa ua

Esta toma de conciencia ha llevado al desarrollo de un nuevo modelo empresarial conocido como responsabilidad social de las empresas (RSE), en el que incluso las empresas con ánimo de lucro trabajan para lograr objetivos sociales y medioambientales además de sus objetivos organizativos.

Teniendo esto en cuenta, las empresas que desean adoptar la sostenibilidad en sus diversas formas pueden seguir varias estrategias diferentes. A continuación se ofrece una visión general de cuatro tipos diferentes de prácticas empresariales sostenibles que puede considerar.

Muchas organizaciones interesadas en adoptar la sostenibilidad no llegan a poner en marcha ninguna iniciativa concreta simplemente porque es algo nuevo para ellas y la curva de aprendizaje puede ser bastante larga. Un empleado o un consejo de sostenibilidad encargado de generar un plan de sostenibilidad para la organización puede sentirse abrumado rápidamente, lo que conduce a la inacción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad